sábado, 7 de marzo de 2009

VIAJE.

Volveré, sí, claro. Pero antes me habré ido. Sólo bastará cargar la mochila, la mitad de mi mente, un aroma, unos versos que se quemaron en la niebla.
Volveré.Pero antes desencadenaré la tormenta que me a(gota) , como una serpiente arrollada a mi cuello... debo llover, debo llover...
Y devolverle al espejo esa imagen taimada, de cabellos flotando en el agua; de cuerpo inerte , esperando el rocío.
Antes de que el crepúsculo, me tome por asalto, yo tomaré el micro de la des(hora) y al final del camino, alguién me salvará de con(fundirme) con la tierra;porque sí , porque aún no es el tiempo, porque ese alguien lo sabe.
Y habrá fiestas y canciones y un poema derramado en el mantel. Mojate la frente para que te traiga suerte. Mojate la vida.
Sí, tengo que llover...

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Sentí una espina atravesar mis retinas ante tu lluvia impar de de(doblados)momentos, ante la opresión de tu serpiente interna.
Quizá hubo un tiempo, o no, en que pensaste dejar la mochila para hacer un intercambio con humo de de niebla.
Tu espejo es mi espejo y te veo tan simple y tan com(plicada) como lágrima de mujer hecha lluvia.
¡Hermoso Gabriela! y Exquisito.
Raúl Lelli

alasblancas dijo...

Me encanto!!!
Leí todos pero este me sedujo si te pondría estrellas serian mil por eso te dejo mis humildes ***************:)sil

victor dijo...

Un gran texto. Con la fina textura de una voz profunda. Será entonces el momento exacto de la espera y bajo esa lluvia yo tambien mojaré mi frente porque la suerte es la consecuencia de los avatares y de las razones.
Mi beso amiga,sos una gran poeta. Bienvenida porque todo buen poeta es una bendición hacia la Vida.

luis , de chile dijo...

Gabriela : Voy y vuelvo. Mientras tanto, me he referido al viaje a mi manera.

Bien sabes que no pienso. Mi traducción se basa en el sentir. También sabes que me guasta como escribes. Urdiendo en macramé de verba esbelta.

Perdoná ché que me haya permitido edificar un poema desde tu erudicción y tu semántica.

Ya irán poemas peores a La Iguana (¿ Recibiste el último?) y seré bendecido si publican.

Un abrazo fraterno

ARMIDA MARTIN dijo...

Bin dice el refràn, que pocas palabras bastan. Se comprueba aquì, en este exquisito relato.

juan borges dijo...

ojala que ese viaje te traiga mundos nuevos, y que en esa lluvia florezcan frutos nuevos, que se inunde con tu gracia la tierra....

la otra Gaby B dijo...

Siempre me dejás gazed and (con)fused, alter-ego.
Be-r-sos

Anónimo dijo...

Siempre estás lloviendo.
Desde Salta
Aurora; Alba ; Amanecer

Chorch dijo...

El viaje es un estadío extraño en el que no somos el que eramos al salir y aún no somos el que seremos al regresar.
Quizá sea durante el viaje el único momento en el que somos quienes verdaderamente somos... O no, quizá sólo me gusta irme de vacaciones. Vaya uno a saber.

Madame X dijo...

La lluvia purifica y renueva la tierra...

Tras la lluvia, no dejes de volver. Por que todos te esperamos.